100 DOLARES

UN CUENTO

En un pueblo donde entre tantas cosas hay un hotel, llega una persona para alquilar una habitación. Esta persona, de dudosa reputación  deja un billete de cien dólares en el mostrador mientras sube a inspeccionar las habitaciones. En ese momento, el propietario del hotel, que además es incauto, toma el billete y se va a pagar una deuda que tiene con el carnicero. El carnicero, con esos cien dólares, paga a su vez la deuda que tiene con el que le vende los los cerdos. El de los chanchos salda su deuda con el molinero que le suministra el alimento a los puercos. El molinero, que es asiduo cliente de Prostíbulos  salda su deuda con la prostituta del lugar que se lo hace fiado. La puta o meretriz, con los cien dólares, va y paga al dueño del hotel, que le deja usar habitaciones para el desempeño de su labor. Después de todo este recorrido, el probable ospite, baja y recoge sus cien dólares diciendo que no le ha convencido ninguna habitación.

MORALEJA:
 “si el dinero se mueve, la crisis se acaba”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s