FONDOS BUITRES

Que es un fondo buitre:

Un Fondo Buitre es un fondo de capital de riesgo o fondo de inversión libre que invierte en una deuda pública de una entidad que se considera débil o cercana a la banca rota. El nombre es una metáfora que compara a estos inversores con los buitres sobrevolando pacientemente, esperando para lanzarse sobre los restos de una compañía que se debilite rápidamente; o, en el caso de las deudas soberanas, de un país deudor. Los operadores de mercado prefieren evitar esta denominación con denotación negativa, y en su lugar los llaman distressed debt o “fondo de situaciones especiales” (special situations funds, en inglés).
Los fondos buitre no se centraron sólo en deudores corporativos, sino también en deudas soberanas estatales. En el reciente caso de Argentina, por ejemplo, los fondos buitre adquirieron una porción significante de la deuda pública externa a bajos precios (a veces sólo el 20 % de su valor nominal), e intentaron que les paguen cuando explotó la crisis económica argentina de 2002. Un solo fondo buitre administrado por Kenneth B. Dart, heredero de la fortuna de la Dart Container, reclamó 700 millones de dólares en un juicio contra el gobierno argentino.-
Han conocido otras épocas de mala reputación. Aparecieron involucrados en las crisis de los “bonos basura” de los 80 en la de México y del Asia en los 90, en una pre-corrida financiera del 98 y en la de la “nueva economía” a comienzos de siglo en Estados Unidos. Estos antecedentes hicieron que en la pasada década recibieran el mote popular de “buitres”, por su afección a consumir dividendos aun cuando éstos ya habían desaparecido y sólo quedaba carroña en los sectores en que operaban.
Esa calificación puede sonar a indignación hueca de malos perdedores. Después de todo los inversores recurren a ellos porque los formalmente llamados “fondos de inversión libre” son máquinas feroces de extraer réditos y la mayor parte del tiempo lo hacen a pesar de que sus directivos son los agentes financieros más onerosos que es posible encontrar.

En esa pasión innata por crear riquezas para sí y para los suyos no hay límites; alguna vez fue el desguace de industrias enteras en Estados Unidos y más recientemente la llamada “securitización” del mercado financiero inmobiliario al que empujaron hasta este salto al vacío que enfrenta hoy sobre la base de una ilusión imposible: la afirmación de que el precio de la propiedad inmueble sólo podía crecer, nunca retroceder.
AFTA es el lobby de fachada que se han dado en Washington fondos buitres como NML y EM Ltd, que se agitan con sus últimos aleteos al comprobar el fracaso de su estrategia de excluirse de las restructuraciones de deuda de 2005 y 2010 persiguiendo convertir en millones lo que habían conseguido por centavos carroñeando en lo peor de la crisis.

Y ahora están nerviosos como nunca antes porque una fuerte campaña de información que no se esperaban de parte de Argentina entre los mismos senadores y congresistas estadounidenses a los que acostumbraban a distribuirles sus mentiras puso en evidencia ya no sólo lo espurio de sus intereses, sino algo peor: que mienten, y mienten en todo.

La solicitada, publicada en The Hill y Politico, contiene la misma vieja retahíla de distorsiones sobre el comportamiento de Argentina con sus acreedores en la que involucra maliciosamente comentarios públicos de los presidentes de los dos países, parciales, sin contexto y mezclando –como en el tango– la Biblia y el calefón.

La estrategia de socavar la imagen de Argentina tiene un origen que la condena. Está implementada por el mentor de AFTA, Robert Shapiro, un ex funcionario de Bill Clinton que ya olvidó la alergia de su propio ex Presidente por los fondos buitres que se acercaban a los Demócratas a donarles dinero.

Si Paul Singer, del Fondo NML, maneja hoy miles de millones de dólares en inversiones financieras es porque su astucia le ganó al resto de los especuladores y tras hacer fortunas saltó a tiempo de los productos financieros ‘derivados’ que provocaron la gran crisis de 2008 en Estados Unidos. Keneth Dart (Fondo EM Ltd.) fijó domicilio en las Islas Cayman para evadir en u$s 200 millones al fisco estadounidense y se hizo ciudadano de Belice, intentando luego reingresar a los Estados Unidos, esta vez como cónsul de ese país y bajo inmunidad diplomática.

Los verdaderos rostros de AFTA se asientan en paraísos fiscales, muestra clara de cómo estos ‘inversores de riesgo’ se ríen en la cara de los propios contribuyentes estadounidenses, al punto de renunciar a su ciudadanía para obtener beneficios fiscales.
Es la definición general de lo que significa. Son oportunistas, no son delincuentes.-

Como se sabe, la Argentina reestructuró más del 92% de su deuda en un complejo proceso. Esos U$S 3500 millones son un monto nominal de reclamos en juzgados de los Estados Unidos y sólo uno de cada diez de esos dólares son exigidos por ciudadanos de los EE UU: el resto son de estadounidenses que eligieron establecer su domicilio en otros países para? ¡evadir al fisco! Créase o no, desde ese lugar es que demandan judicialmente por el 5000% de su inversión inicial en títulos de deuda.

Contra la falacia que pregona la ATFA, la Argentina ha cooperado plenamente con la justicia de los Estados Unidos, pero las leyes internacionales son las que convalidan que la Argentina mantenga para todos sus bonistas los mismos términos de una reestructuración, sin discriminaciones en favor de quienes especularon con otros resultados como los fondos buitre.

Shapiro ha tratado de hacer creer en los Estados Unidos que la Administración Obama ha demandado insistentemente a la Argentina cumplir con “sus obligaciones legales”. Alcanza con recordar las palabras de su secretaria de Estado, Hillary Clinton, en Buenos Aires, al reunirse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Creo que Argentina ha hecho un gran progreso cancelando su deuda, impresionante y en pocos años? Hasta donde sé, la relación PIB-deuda es más baja que la de Estados Unidos. Así es que, sin importar cómo lo está haciendo, en Argentina funciona.” No nos cansaremos de recordar que, cuando la Argentina cayó en default, en 2001, el PBI había caído más del 20% desde 1998, el desempleo superaba el 25%, la pobreza rozaba el 50%, los bancos quebraban y los depositantes perdían sus ahorros. El proceso de reestructuración de la deuda argentina ha sido de los más exitosos del mundo, habiendo involucrado 152 tipos de bonos en siete divisas diferentes bajo ocho legislaciones distintas. España lentamente recorre el mismo agonizante camino ..El grupo BFA-Bankia ha cerrado una operación con la que ha logrado desprenderse de una cartera de créditos “fallidos” -impagados- por un total de 800 millones de euros.
La entidad traspasa los citados préstamos a dos fondos de inversión ‘buitres’: el noruego Aktiv Kapital y el luxemburgués Oko Investments. La operación se ha estructurado en dos subcarteras: créditos de consumo de particulares, que ha comprado Aktiv Kapital, y los procedentes de pymes, adquirida por Oko Investments….http://www.elmundo.es/elmundo/2012/07/25/economia/1343206275.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s