Enemigos de la Democracia

Miseria, Ignorancia, Miedo

Por Ernesto Aplieob 

Cuando los seres humanos se libran de la miseria, de la ignorancia, del
miedo, del dogmatismo y del odio -elementos claramente interrelacionados- evolucionan de
manera muy parecida hacia la racionalidad, la libertad individual, la democracia, las seguridades jurídicas y las políticas de solidaridad

   
 Visión sobre la ciudadanía y la ética. En este marco es necesaria una reflexión en torno a los enemigos de la democracia, indicando que son solo dos: la miseria y la ignorancia.

El hombre que tiene miedo sin peligro inventa el peligro para justificar su miedo.Alain Emile Chartier


Una persona con derechos pero ignorante no sabe qué significan sus derechos, no sabe exigir su cumplimiento y, peor aún, ni siquiera distingue cuando los pierde. 

Por eso una persona ignorante puede ser fácil presa de discursos demagógicos que prometen cosas en vez de explicar cómo se van a cumplir los derechos establecidos en la Constitución. Para ubicar el tema en Argentina, uno podría decir que una persona ignorante es una que no comprende que asistencia social, solidaria solo es un pequeño símbolo de lo que se puede alcanzar si la sociedad y el Estado se organizan para hacer cumplir el derecho a la alimentación. 

La incapacidad de la sociedad para garantizar el derecho a la alimentación es lo que provoca que una persona ignorante prefiera tener la asistencia social del estado en mano, que cien derechos volando.

Cuanto más vulgar e ignorante es el hombre, menos enigmático le parece el mundo; todo lo que existe y tal como existe le parece que se explica por sí solo, porque su inteligencia no ha rebasado aún la misión primitiva de servir a la voluntad en calidad de mediadora de motivos.”
Arthur Schopenhauer


Si la ignorancia inhabilita a las personas como ciudadanos, la miseria es la negación misma de la ciudadanía. La pobreza es una forma de vida a la que se condena a seres humanos cuya dignidad no es reconocida por la sociedad. La pobreza es la des humanización misma de los sujetos y, por lo tanto, la muestra mayor de respeto hacia la vida por parte de una sociedad. En este sentido, vale la pena recordar que el padre de la economía, Adam Smith, consideró que el estándar de bienestar de una sociedad se mide por las condiciones de vida de las personas más pobres.

”La opinión pública es un intento de organizar la ignorancia de la gente, y de elevarla a dignidad con la fuerza física.”
Oscar Wilde


Argentina es una sociedad que históricamente fue gobernada desde el autoritarismo, perpetuando en razón de ello los círculos viciosos de la ignorancia y la miseria. Nuestra joven democracia ha hecho poco por superar el círculo de la miseria, aunque ha avanzado un poco más en reducir la ignorancia. Nos falta, sin embargo, mucho por realizar. La miseria y la ignorancia debemos eliminarlas de raíz, combatiéndolas con educación ciudadana pública gratuita y universal, y con políticas que erradiquen el hambre y la desnutrición.
Ese es nuestro derecho y nuestra obligación: demandar más educación, menos hambre y más ciudadanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s