BONOS BASURA O PERIODISMO BASURA


En los últimos días de noviembre hemos sido testigos de otra gran estafa de parte de los fondos buitres,la supuesta “justicia” Americana,los medios y también del gobierno nacional.Los Bonos del estado Argentino fueron sistemáticamente atacados por las corporaciones financieras ,un día eran papel higiénico y al otro dia valían el doble de lo que cotizaban previamente.Estoy mas que convencido que muchos se desprendieron de estos bonos que seguramente compraron estos fondos buitres sabiendo que lo de Griesa se caía.Los medios que sostiene prebendas e intereses capitalistas y colonialistas hizo su parte sembrando el miedo en aquellos tenedores de bonos al llamar a estos BONOS BASURA, y después estos crecieron milagrosamente no?.Donde estuvieron los analistas de la city?, los gurues de la economía como,Kanensiguer, Pagni,Oviedo, Kachanowsky,Lavagna, Alconada Mon y otros que fogoneraron al cansancio el sostenimiento de los buitres.Y no sugirieron esta posibilidad real de la economía de mercado,atado a una decisión de un juez.Se dan cuenta estimados Lectores lo que la manipulación mediática es capaz de hacer?.Seria interesante saber el volumen de transferencias de estos bonos ayer.Quienes ganaron y quienes realmente perdieron detrás de este absurdo casino económico.
    En los últimos años se destacaron los errores de pronósticos de los economistas de la city, y se remarcaron sus debilidades analíticas sobre las fuentes de los procesos económicos. Hace no mucho defendieron la convertibilidad como un modelo sustentable, cuando era un engendro de cambio fijo a perpetuidad, que obligaba al ajuste permanente y a la destrucción de los lazos básicos de cohesión social y de organización productiva. A partir del 2003, en el lapso del crecimiento económico mas importante del país, hablaron de “rebote”, “veranito” y de “meseta”, en un muestra de desconocimiento acerca de la dinámica de los motores locales, así como también la incapacidad de incorporar en el análisis los impactos provenientes del frente externo. 



El ocultamiento de sus desatinos, que tiene una raíz ideológica y política en función de desinformar para preservar los intereses del verdadero poder, permite la permanencia de esos falseadores del saber económico. Tienen la aceptación social porque intervienen en ese mundo oscuro del pronóstico, instrumento valioso para hipnotizar a una sociedad con el miedo. Se dispara el dólar, se hunde la bolsa, aislamiento externo, inseguridad jurídica, riesgo país, gasto público, déficit fiscal, dirigismo estatista, inflación desbocada, confiscación de ahorros, cesación de pagos, crisis energética, son parte de la batería semántica usada para exagerar todo y generar inestabilidad apropiándose de la mente y el dinero de los incautos. 

Programar lectores, televidentes, o internautas con eslóganes que confrontan con otros eslóganes, es la función y misión esencial que surge de la estructura operativa del periodismo masivo que vende “noticias” como si fueran hamburguesas en la góndola. Y se produce el milagro buscado: El público masivo, el alienado programado (AP), consume información “express” de la misma manera que consume música, espectáculos, productos, hasta presidentes y normas de vida vendidos como si fueran desodorante de ambiente. Esa sensación de “libertad sin fronteras” que les deja a los “opinadores” compulsivos la información de consumo rápido (como la comida chatarra ) les permite, con total impunidad, “criticar” o “juzgar” casi cualquier acontecimiento sin tener información ni elementos fundantes de análisis sobre lo que se discute.


No hay contexto, no hay historia, no hay relación ni causalidad entre acontecimiento y acontecimiento, y, las noticias, como las imágenes, sólo se fijan (y quedan) en la retina mientras las miramos, las leemos o las escuchamos. Para las agencias, diarios y grandes cadenas mediáticas (locales o internacionales), este formato de “consumo” es lo ideal. La gente, dicen sus ejecutivos, siempre anda apurada. Y les hacemos el mundo fácil y simple de digerir. Así se niveló mundialmente la comunicación “express”, la información de “consumo rápido”, solo títulos, párrafos cortos, hechos memorizados fáciles de digerir y recordar. Y el “gran público” (el demandante masivo de información “express”) se acostumbró a asimilar información “suelta” (sin porqué ni para qué) y sin analizar ni reflexionar sobre su autenticidad y origen.


Cómo funciona la manipulación mediática con las noticias express En su objetivo esencial, la noticia express, la comida rápida de la información, no está orientada a alimentar el conocimiento sino a promover la alienación y la ignorancia masiva. Es el recurso más efectivo que utiliza la estructura mediática para reconvertir al cerebro humano en un microchip repetidor de eslóganes al servicio de la dominación sin el uso de las armas. En el sistema (nivelado como “mundo único”), sólo un minoría elabora (y consume) análisis o interpretaciones sobre los acontecimientos que se suceden en el planeta. A nivel masivo, las “noticias” o la “información” publicada se sintetizan en títulos, volantas, y párrafos cortos que se resumen en sí mismos. Nacen y mueren a la misma velocidad de la lectura.



Para terminar les dejo un cuento que anda dando vueltas por ahi

Hace tiempo que la crisis viene azotando este lugar, todos los habitantes tienen deudas y viven a base de créditos.

Estamos en el mes de agosto en una pequeña ciudad de la costa, en plena temporada, cuando inesperadamente cae una lluvia torrencial por lo que hace varios días la ciudad parece desierta.
Por fortuna, llega una persona y entra en el único pequeño hotel del lugar. Pide una habitación. Pone un billete de 100 pesos en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones.
El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.
Éste toma el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.
El criador de cerdos sale corriendo para pagar lo que le debe al molino proveedor de alimentos para animales.
El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con María, la prostituta a la que hace tiempo que no le paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.
La prostituta con el billete en mano sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel.
En este momento baja la persona, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va.
Nadie ha ganado un peso, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas pendientes y mira el futuro… ¡¡¡ con confianza !!!
Moraleja: “Si el dinero circula se acaba la crisis”.

By Aplieob 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s