Blanqueo de Capitales

Una ola de pedradas caen contra el proyecto de ley de blanqueo de divisas fugadas del circuito legal de nuestro país, presentado por el Ejecutivo, provenientes de las críticas e indignación originadas en el argumento de que esa ley convertiría al país en algo así como el paraíso del narcotráfico, de la impunidad y del lavado de dinero. Según estos profetas de la economía sana, limpia y liberal, todo esto se debería a nuestra consuetudinaria y criolla sed de divisas, causada por nuestra tendencia nativa (y única en el mundo) a fugar dinero al extranjero. Esta costumbre argenta y subdesarrollada hoy provocaría que el gobierno “transe” con cualquier delincuente que ande suelto por el mundo para que traiga sus dólares al país, lo que nos colocaría en el centro de la verguenza mundial.
Pero ¿es tan así como argumentan muchos opinadores profesionales o políticos predicadores de la moral pública? Este humilde servidor público, habitual urgador entre la basura mediática, se sumergió en ella nuevamente para averiguar si este “pecado nacional” es eso mismo, un pecado, y si es sólo nacional o no tanto…
Por eso, Basurero Nacional se atreve a esgrimir esta famosa sentencia bíblica: El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra…
Ahora sí, sin pecar de ultra religiosos (y menos aún si hablamos de dinero), averigüemos si este proyecto está más cerca del juicio final o de la parábola del hijo pródigo:


FUENTE: http://basureronacional.blogspot.com.ar/2013/05/blanqueo-de-divisas-el-que-este-libre.html

El blanqueo, desde EE UU hasta Suiza.
 


Según el Banco Central, la formación de activos externos llegó en 2012 a los 158.338 millones de dólares, a los que se le suman otros 40.000 millones que estarían dentro del territorio argentino. Durante la exteriorización de capitales votada en 2008 y ejecutada al año siguiente, el Estado recaudó 4000 millones de dólares entre 35.800 contribuyentes. Según informó la AFIP, de este total, 32.000 fueron personas físicas y 3800 personas jurídicas, es decir, empresas.
El primer proyecto de exteriorización de capitales se aprobó en 2008. El FpV consiguió 40 votos afirmativos contra 28 de la oposición. Actualmente, el oficialismo conserva el mismo núcleo duro de votos. En la votación sobre la reforma del Consejo de la Magistratura, el FpV obtuvo 38 votos positivos, y en la regulación de las cautelares, 39. Esta norma sólo necesita la mitad más uno de los presentes para ser aprobada.
Durante el debate parlamentario de 2008, la oposición optó por utilizar argumentos “moralistas” y grandilocuentes. “Esta moratoria y este blanqueo va dirigido hacia pocas personas. Nosotros estamos convencidos de que las medidas son trajes a medida para protagonistas vinculados al poder (…). La verdad es que nosotros tenemos algo que custodiar, que es a la sociedad. Otra vez estamos todos en la bolsa”, sentenció Ernesto Sanz.Sin embargo, el radical obvió mencionar que el propio Raúl Alfonsín envió al Congreso un proyecto de blanqueo de capitales.“Admitiendo a priori que la medida que se propicia lesiona el principio de justicia, al acordar un tratamiento de excepción a quienes no han cumplido con sus obligaciones fiscales, se ha considerado sin embargo que su adopción encuentra plena justificación tanto en el análisis de la realidad presente como en el proceso económico del decenio precedente.” Esto puede leerse en el mensaje de elevación 1543 del 29 de agosto de 1986, que luego se convirtió en la Ley 23.495 (régimen en el país y en el extranjero para realizar un blanqueo de normalización de patrimonio).

Nota completa


Como dice el ex diputado nacional Eduardo Di Cola:


Durante el gobierno de la Alianza mediante Decreto de Necesidad y Urgencia N*1387 del año 2001, se estableció un blanqueo de todos los incrementos patrimoniales no declarados a la AFIP, disponiendo que para el caso que esos fondos se destinaran a capitalizar las sociedades por acciones, por ejemplo las anónimas, quedarían exentos de todos los impuestos nacionales. Esto tuvo como principales destinatarios a los bancos permitiéndoles que se hicieran de fondos que hasta ese momento estaban fuera del circuito formal de la economía.
Para que se entienda. El que tenía dinero no declarado, personas físicas, bancos y empresas, mediante el mecanismo de capitalización de las sociedades tuvieron la posibilidad de blanquearlo sin que nadie los indagara en cuanto a su origen. A su vez, lo eximieron de todos los impuestos. En otro apartado el mismo decreto dispuso que: “resultará aplicable en todos sus términos el art. 73 de la ley 25401 de presupuesto del año 2001”. Dicha norma, cuyo contenido nada tenía que ver con el presupuesto, liberó a la AFIP, para el caso que el Poder Ejecutivo Nacional disponga de regímenes de blanqueos impositivos, de la obligación de hacer la denuncia penal por los delitos establecidos en la Ley Penal Tributaria, a la vez que la obligó a desistir de su pretensión punitiva si la denuncia ya hubiera sido realizada. 

Resumiendo, la gestión De la Rua mediante la Ley de Presupuesto del año 2001 libera a la AFIP de la obligación de formular denuncia y la instruyen a desistir de las denuncias que ya hubieran sido hechas. Con posterioridad lanzan el blanqueo mediante el dictado de un Decreto de Necesidad y Urgencia.
Ricardo Gil Lavedra, hoy Presidente del Bloque de Diputados Nacionales del Radicalismo fue Ministro de Justicia. El actual Senador Nacional Gerardo Morales fue Secretario de Estado, solo para citar un par de ejemplos de ex funcionarios de aquel gobierno.
Mucho menos se comprende si se advierte además que al Decreto de Necesidad y Urgencia lo suscribieron como Ministros acompañando al ex Pte De la Rua, Patricia Bullrich y Hernán Lombardi -actualmente funcionario de Macri- entre otros.
En tanto en el Congreso votaron positivamente: Graciela Ocaña, Margarita Stolbizer, Mario Negri, Rubén Giustiniani, Eduardo Santín solo para citar algunos de los que aún siguen siendo Legisladores.

Mientras el actual tiene un claro objetivo dirigido a los temas energéticos e inmobiliarios, el promovido en el año 2001 por los hoy opositores, favorecía a los bancos permitiéndoles capitalizarse con las divisas que ellos mismos fugaban y con la de sus clientes a quienes ayudaban a fugar. No establecía límites, pudiendo ingresar hasta los investigados por lavado, y por último, quizás el más determinante, ellos mismos podían participar, en tanto ahora expresamente se lo impiden a ellos, su esposa, hijos y parientes hasta segundo grado de consanguinidad y afinidad.


Sigamos analizando más experiencias sobre el tema:



La experiencia de otros países en blanqueo voluntario de capitales.

La medida que propuso el Gobierno ya fue implementada con éxito en los últimos años en Italia, Alemania, España, Suiza, Estados Unidos y Portugal.
En línea con distintos países del mundo, el equipo económico del Gobierno Nacional, anunció este lunes el plan de “exteriorización voluntaria” de capitales. Medidas similares de blanqueo de divisas, fueron tomadas los últimos años por países como EE.UU., Inglaterra, Italia, Portugal, México, España y Suiza.Con el objetivo de “recuperar la riqueza nacional”, fugada del país en las épocas de alta especulación financiera -años posteriores al golpe de Estado del 76 y la convertibilidad de los ’90- el Gobierno Nacional lanzó el “Plan de exteriorización voluntaria de capitales”.
Dicho plan, lejos de ser una medida novedosa, ha sido una práctica común empleada en los últimos años en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Portugal, México, España, Austria o Suiza, para lograr el retorno de los capitales genuinos de cada una de estas naciones, para luego volcarlos en sus circuitos legales, productivos y de desarrollo.En 2009 dos fueron los países que tomaron medidas similares de retorno de capitales. Italia con el “plan Escudo Fiscal” que buscó nacionalizar alguna parte de los 440.000 millones de dólares en activos no registrados ubicados principalmente en Suiza, y los Estados Unidos, con el plan OVDI, de repatriación voluntaria, que se relanzaría nuevamente en el año 2011. En este caso, el programa penalizaba al capital blanqueado con tasas de entre un 5% y un 25 por ciento.
En 2012 Portugal puso en vigor la tercera edición de su “Régimen Excepcional de Regularización Tributaria” que estableciendo una tasa del 7,5% a los activos blanqueados y eximiendo de obligaciones tributarias y de penalidades a quienes participaron del mismo.
El caso español se da el año pasado apenas asumido el gobierno de Mariano Rajoy.El líder del Partido Popular puso en marcha un plan de amnistía fiscal que apuntó a cobrar el 10% de los tributos correspondientes al dinero no declarado.
Este año México puso en marcha un programa de blanqueo impositivo, por el que los evasores podían descontar entre el 80% y el ciento por ciento de los tributos que debieron haber pagado a cambio de la declaración del dinero. La particularidad del caso mexicano es que el esquema era válido para la evasión en impuestos de carácter federal.
Finalmente en Suiza se está dando un avance en los acuerdos bilaterales Rubik con Gran Bretaña y Austria, por los cuales se prevé legalizar las cuentas suizas no declaradas que son propiedad de clientes del exterior. A estos acuerdos podría sumarse en el próximo tiempo Alemania.

Nota completa

Veamos lo que se dice en la prensa extranjera al respecto de este tipo de medidas:


Un escudo fiscal tal vez exportable.


Una visión realista y pragmática de la situación contribuye, a veces, a no desperdiciar ocasiones de oro o, incluso, a no agravar contingencias preocupantes.Publicado el 30-11-2009

Algo parecido debería pensar el ministro de Economía italiano, Giulio Tremonti, cuando propuso a Silvio Berlusconi y a su gabinete presidencial la aprobación de un nuevo decreto para la regularización o repatriación de capitales extranjeros no declarados por ciudadanos residentes en Italia.
Simplificando la necesaria explicación, se pude afirmar que en virtud del llamado “escudo fiscal”, las personas físicas residentes en Italia que ostenten determinados activos en el extranjero sin haberlos declarado en tiempo y forma a las autoridades fiscales italianas, podrán optar por repatriar (traslado físico a Italia) o por regularizar (declaración al Fisco sin necesidad de desplazamiento) las inversiones hechas abonando un “flat”, un tantum del cinco por ciento sobre el valor de los activos repatriados o regularizados.
En este marco, cabe destacar que la regularización sin obligatoria repatriación de activos sólo se permite para aquellas inversiones (también inmobiliarias) que hayan tenido lugar en algún país de la Unión Europea, o bien, en terceros países que permitan un efectivo intercambio de información entre autoridades tributarias; se incluyen expresamente, entre otros, obras de arte, yates y joyas entre los activos sanables.
En cambio, todos aquellos activos (exclusivamente metálico y activos financieros) que radiquen en países extracomunitarios que no consientan el citado intercambio de información fiscal, deberán ser objeto de concreta repatriación al amparo del “escudo”, convirtiéndose los bancos italianos en depositarios de los títulos representativos de los activos.
A todo ello, los enemigos del escudo le achacan al Gobierno la falta de ética con la que ha tratado el asunto, que acabaría premiando la evasión fiscal; en segundo lugar, detectan fallos técnicos y de contenido legislativo en la instrumentación de la medida.
La crítica técnica principal atañe al laxo sistema de control sobre el origen de los activos “escudados”: los bancos tendrán la obligación de comunicar operaciones sospechosas sólo en caso de posible blanqueo de dinero proveniente de actividades criminales, pero es evidente que dejar al criterio del banquero de turno la valoración de la operación entraña importantes riesgos de infiltración purificadora de capitales mafiosos.
Otro dato fundamental es el reflotamiento del mercado inmobiliario que, al parecer, ya está viendo la luz. Muchos de los capitales repatriados, se estima, acabarán invirtiéndose en el ladrillo, tanto que la prensa económica especializada recomienda comprar antes de que el llamado “efecto escudo” vuelva a contribuir al incremento de los precios de la vivienda.
Nota completa



Italia recauda 80.000 millones con la amnistía fiscal.

24 de diciembre de 2009
La repatriación de capitales en Italia en virtud de la amnistía fiscal promovida por el Ejecutivo de Silvio Berlusconi ha superado las propias previsiones del Gobierno, que estimaba en unos 80.000 millones de euros la cantidad de dinero que entraría por esta medida.”Los datos no son aún precisos, pero sabemos que hemos superado el importe que habíamos estimado, 80.000 millones de euros (…) Serán más de 80.000, veremos”, dijo Tremonti, en declaraciones que recogen los medios italianos. “Visto el fenómeno de acumulación de repatriación al final, que iba más allá de la capacidad de los operadores de atender a las demandas, se ha hecho necesaria una prórroga”, añadió.
Con estas palabras, el ministro de Economía habló de una de las normas que más polémica han generado de su gestión este año, aprobada en el Parlamento en medio de las fuertes críticas del líder del opositor partido Italia de los Valores (IDV), Antonio di Pietro, quien decía que la medida favorecería a la mafia.
El “escudo fiscal”, la amnistía para bienes y capitales cuyo plazo de solicitudes comenzó el pasado 15 de septiembre, ha conseguido eclipsar al resto de medidas anticrisis del Ejecutivo italiano. La norma prevé la repatriación del patrimonio de capitales y bienes de italianos, yates o joyas, en países “no colaboradores” con Italia en intercambio fiscal.

Nota completa

España: todo sobre la amnistía fiscal y lucha contra el fraude.Medidas y normas para aflorar activos en negro y en el extranjero.

En España se están adoptando una batería de medidas en dinámica héctica para reducir el déficit fiscal, combatir el fraude, aflorar los capitales de la economía sumergida y repatriar los activos colocados por españoles en el extranjero que o bien habían sido evadidos o no están declarados y no tributan en España. Esta política tiene ya los primeros resultados cuantitativos. Las cifras de recaudación hasta septiembre hacían temer un resultado de fracaso de Las cifras provisionales ofrecidas por el Ministerio de Hacienda tras el final del plazo de la amnistía son un poco mejores pues se habría recaudado algo menos de la mitad de lo previsto, 1.200 sobre los 2.500 millones previstos. Por una parte, los magros resultados de la denominada amnistía fiscal cuyo plazo finalizó el 30 de noviembre para regularizar rentas y capital y el 3 de diciembre para los dividendos. Hasta septiembre la recaudación hacía presagiar un fracaso de la medida pues sólo se había regularizado 50 millones por regularización de rentas no declaradas (el 2 % de lo previsto) y 81 millones por repatriar dividendos (la previsión era de 750 millones).
Lavanguardia.com ofrecía Datos reveladores en su edición de 27 de noviembre al titular que “los contribuyente acogidos a la amnistía fiscal evitan repatriar el dinero”. El fenómeno se produce porque no es obligatorio repatriar los capitales dado que existe libre circulación de capitales en la Unión Europea. Los contribuyentes repatrian el 10% de multa pero el resto lo mantiene fuera

Las opiniones de los expertos

La medida para hacer aflorar rentas ocultas en el extranjero provoca división de opiniones entre los expertos consultados por RTVE.es. Mientras que unos consideran que la amnistía debería haberse planteado dentro de una batería de medidas de mejora en la recaudación del Estado, otros creen que tiene sentido por si misma al haber permitido aflorar bienes por los que se pagarán impuestos en las próximas declaraciones de la renta.
La regulación de bienes y dinero ocultos puede “llegar a ser útil” si va acompañada de una “batería de medidas que hagan que la colectividad gane”, explica el catedrático de Economía Aplicada. Existen medidas “potentes” de inspección de economía sumergida con la aplicación de sanciones ejemplares y ágiles que pueden ser más efectivas.
Ventajas de la amnistía para los evasores
Según los expertos, uno de los atractivos de esta amnistía, la tercera después de las de 1984 y 1991, es que los evasores no podrán ser sancionados ni acusados de un delito de capitales, por los bienes declarados a través de esta vía y que el recargo por la declaración es mucho más económico que a través de otras vías.
La medida, denominada Declaración Tributaria Especial (DTE), es aplicable al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre la Renta de No Residentes, para bienes adquiridos antes del 31 de diciembre de 2010.
Para superar los lastres anteriores el Gobierno contrarrestó la mala prensa y dudas legales de los contribuyentes con tres medidas:
A) Posiblidad de aflorar el dinero negro existente en metálico o en manos de los contribuyentes acogéndose a la regularización fiscal mediante la sencilla fórmula de ingreso en cuenta y tributación del 10%. Según el sindicato Gestha la orden ministerial que se publicó tiempo después de aprobar la amnistía mejoró la situación al permitir que se declarara dinero en efectivo, ya que, según Mollinedo, hay 50.000 millones en billetes de 500 euros no declarados.
B) Emisión de hasta dos notas aclaratorias por la Secretaría General del Tesoro en las que se intentaba despejar las dudas sobre la exención del control anti blanqueo de los movimientos dinerarios para la regularización , así como la exención de responsabilidad penal por delito de blanqueo de los acogidos a la amnistía fiscal
C) Modificación del Código penal
La orden ministerial que regula la Declaración Tributaria Especialya incluía una cláusula para exonerar de responsabilidad penal a los evasores. “La regularización practicada le exoneraría de su responsabilidad penal, aunque la infracción en su día cometida pudiera ser constitutiva de delito contra la Hacienda pública, y la Administración podrá continuar con el procedimiento administrativo sin pasar el tanto de culpa a la autoridad judicial ni al ministerio fiscal”, señala la norma.

Nota completa

Fin del secreto bancario preocupa a Suiza.


La venta de datos de clientes a Estados Unidos obliga al país helvético a pensar en un nuevo modelo financiero.Los bancos suizos tendrán que buscar un nuevo modelo de negocio para hacer frente a la desaparición progresiva del hasta ahora intocable secreto bancario y seguir atrayendo así a la clientela internacional, indicaron varios especialistas durante un seminario.
El fisco estadounidense pagó 104 millones de dólares a un exbanquero de UBS por denunciar a clientes que defraudaron a la Hacienda estadounidense, un precedente que marca un antes y un después en el sector. “Ya no hay secreto bancario en Suiza. Se acabó, se terminó”, aseguró Osmond Plummer, un asesor internacional en gestión de fortunas.Según el periódico suizo Le Temps, el caso del exbanquero Bradley Birkenfeld, que cobró 104 millones de dólares por denunciar a sus antiguos clientes, cambia totalmente la situación del sector bancario suizo. “La transición hacia la transparencia fiscal del conjunto del sector financiero suizo no es una opción, es una necesidad”, asegura el periódico.
Once bancos helvéticos, de los que se sospecha que ayudaron activamente a evasores fiscales estadounidenses, están en el punto de mira de Washington. “Estos once bancos no tienen otra opción que pagar y pedir perdón”, según Le Temps.
Frente a las críticas sobre la gestión de este dinero no declarado, Suiza elaboró un modelo de acuerdo bilateral, llamado Rubik, para regularizar estos fondos y garantizar el anonimato a sus propietarios.




Pero ¿en EE.UU. también se fugan dólares? ¿Y la seguridad jurídica…?

EEUU anuncia modelo de aplicación de la FATCA con países europeos
El Departamento del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos publicó el jueves 26 de julio un modelo de acuerdo intergubernamental que contiene la información dirigida a la ejecución de la Ley para el cumplimiento fiscal de las cuentas en el extranjero (Foreign Account Tax Compliance Act /FATCA, por sus siglas en inglés), promulgada por el Congreso de EEUU en 2010
.El modelo de acuerdo, según el boletín oficial, fue desarrollado en consulta con Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido “y supone un paso importante en el establecimiento de un enfoque común para la lucha contra la evasión fiscal, basada en el intercambio automático de información”.
Estos cinco países, junto con Estados Unidos, en estrecha cooperación con otros países asociados a la Comisión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Odec), han expresado su voluntad de actuar hacia un acuerdo común de intercambio información y el establecimiento de estándares de debida diligencia en apoyo a un mayor enfoque global para combatir eficazmente la evasión fiscal y reducir al mínimo las cargas de cumplimiento.“El anuncio de hoy es un hito importante en nuestros esfuerzos conjuntos para combatir la evasión impositiva en el exterior y hacer que nuestros sistemas de impuestos sean más eficiente y justo”, dijo el secretario del Tesoro, Tim Geithner. “Este acuerdo aplica la Ley FATCA de una forma específica y eficiente, y también proporciona una base para la coordinación internacional. “Somos conscientes de que Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido se encuentran entre las primeras jurisdicciones que se nos unen en este esfuerzo importante y esperamos que rápidamente se produzcan acuerdos bilaterales basados en el modelo actual “, agregó.
FATCA requiere que las instituciones financieras extranjeras (IFF) informen al IRS sobre las cuentas financieras de contribuyentes de Estados Unidos, o por entidades extranjeras en las que los sus contribuyentes tienen un interés sustancial de la propiedad.
Nota completa

Suiza acepta acuerdo FATCA II para controlar activos de ciudadanos de EEUU.

El Ejecutivo aceptó un controvertido acuerdo con Washington que intenta frenar enérgicamente la evasión de impuestos de contribuyentes acaudalados. El nuevo pacto socavará una vez más el secreto bancario suizo.Tras dos sesiones, el 13 de febrero el Consejo Federal llegó a la determinación de dar luz verde a la Ley de Cumplimiento Fiscal para Cuentas Extranjeras, conocida a escala internacional como FATCA.
Dicha legislación obliga a las empresas extranjeras a reportar al fisco estadounidense todas las cuentas de contribuyentes norteamericanos que superen los 50.000 dólares (45.943 francos suizos).En conferencia de prensa, la ministra de Finanzas suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, afirmó que Berna acepta este acuerdo porque es lo más práctico.
Suiza es el segundo país, después de Japón, que opta por un acuerdo FATCA tipo II. Esto implica que cuando un cliente de EEUU con cuentas suizas cumpla con las condiciones fijadas –haberes no declarados por más de 50.000 dólares-, su banco suizo le informará que debe notificarlo al fisco estadounidense. Si no acepta, el cliente asume las consecuencias legales que esto puede entrañar.Optar por este esquema, le evita a Suiza incurrir en el llamado intercambio automático de información –o acuerdo FATCA tipo I- con EEUU que han aceptado países como Francia, Alemania, España, Italia o Reino Unido.
Los bancos suizos activos en los mercados financieros internacionales no tienen elección, excepto aplicar las reglas de EEUU, si quieren seguir operando en territorio estadounidense, reconoció Widmer-Schlumpf.
Cabe recordar que Berna busca un acuerdo con el gobierno de Barack Obama que le permita poner a salvo a cerca de 12 bancos suizos que actualmente están en riesgo de atravesar procesos judiciales en EEUU por haber promovido la evasión entre sus clientes de origen norteamericano.
Hasta ahora, Suiza ha rechazado sistemáticamente ceder ante las demandas de Bruselas, argumentando que los acuerdos bilaterales con los diversos países miembros de la UE, a partir del esquema de un impuesto liberatorio, es la solución más práctica y eficaz para que los clientes europeos con cuentas en Suiza cumplan con el fisco de sus respectivos países.

FATCA



La Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA por sus siglas en inglés) fue aprobada en Estados Unidos en 2010 como parte de la Ley de Incentivos para Restaurar el Empleo.
Su objetivo es prevenir que los contribuyentes evadan al fisco a través de cuentas bancarias en el extranjero. Así, los bancos foráneos tendrán que informar a la autoridad fiscal de EEUU, el IRS (Internal Revenue Service) sobre las cuentas de sus ciudadanos cuyo saldo supere los 50.000 dólares (47.942 francos).
Los contribuyentes que se nieguen a pagar asumen de antemano que pueden ser blanco de la justicia de EEUU y que serán gravados con un impuesto equivalente al 30% de los activos en cuestión.
El 2013 es un año de transición. La ley FATCA entrará en vigor previsiblemente en 2014, pero se afinan los detalles de aplicación con otros países, Suiza entre ellos.

Nota completa




EEUU y México estrenan en 2013 el vínculo fiscal de la FATCA.

A partir de enero del próximo año, las instituciones y usuarios de servicios financieros de México y Estados Unidos, quedarán ligados fiscalmente en forma automática, a través de la denominada Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA por sus siglas en inglés), que impactará en forma inmediata a las zonas fronterizas de los 2 países, por el flujo común y cotidiano de usuarios de la banca.
“En las frontera se abren cuentas en los dos países diariamente, así es que el impacto va a ser mayor, yo creo que la reacción primero va a ser de rechazo y quizá más adelante los usuarios de servicios financieros van a tener que acatar los cambios, por la seguridad y la sofisticación de los servicios que les ofrece Estados Unidos”, reconoció Enrique Hernández, socio del área fiscal internacional de la firma Procopio, Cory, Hargreaves & Savitch LLP.
Entrevistado por El Financiero, Hernández informó que la polémica medida que lleva un largo tiempo, desde 2008 que surgió, en debate fuera del vecino país por sus complicados efectos y las grandes dudas que genera en el mundo, entra en vigor el 1 de enero de 2013, pero se ha dado un año para comenzar a aplicar las sanciones (retención efectiva a partir 1 de enero 2014).
Pablo Becker, director de Vibra Bank, un banco ubicado en Chula Vista, California, a escasos kilómetros de la frontera de Tijuana, el cual tiene más del 80% de sus cuentas de mexicanos, explicó que a sus clientes les impactará significativamente.
“A nuestros clientes si les afecta porque su información ya no va a ser tan confidencial como era antes y lógicamente gran parte de la razón por la que abrían cuenta en Estados Unidos era por la seguridad de su patrimonio, cobertura del tipo de cambio y la confidencialidad”, enfatizó Becker.
Sin FATCA, retención de 30%
FATCA surgió tras la crisis de 2008 y obliga a los bancos, instituciones de ahorro, uniones de crédito y casas de Bolsa de cualquier nacionalidad que tengan relaciones financieras con Estados Unidos a firmar un acuerdo para reportar los depósitos de sus clientes estadounidenses que tengan cuentas en cualquier país.Las instituciones que no firmen, la administración de Barack Obama les retendrá 30% de cualquier operación financiera para el pago de impuestos.
Según la Gaceta Federal estadounidense del 7 de enero del 2011, esta medida afectará a más de 94,000 bancos, 16,000 instituciones de ahorro, 17,000 uniones de crédito y poco más de 30,000 establecimientos de casas de Bolsa esparcidos por todo el territorio estadounidense.
“En la frontera va a tener impacto importantísimo porque toda la gente de Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada y otras zonas que tiene cuentas con nosotros, van a tener que dar más información confidencial, pero esto afecta también a nuestros clientes del Distrito Federal, Guadalajara o Monterrey porque también deberán darnos la información”, señaló el director de Vibra Bank.
Nota completa

Reino Unido firma acuerdo con EEUU para aplicar la FATCA. En breve le seguirán Alemania,España, Francia e Italia



Como es normal en el vínculo atlántico que une a Reino Unido y EEUU, el primero ha abierto la puerta al caballo de troya del segundo facilitando como primer país del mundo la aplicación de una ley extraterritorial de EEUU que quiere obtener por mor de la ley del más fuerte que sus ciudadanos tributen por las cuentas bancarias y otros activos que tengan en otros países disponiendo la colaboación forzada de las etnidades financieras con independencia del país en el que tengan su sede y actividad mercantil.
El 14 de septiembre el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que ha firmado un acuerdo bilateral con el Reino Unido para poner en práctica las disposiciones fiscales contenidas en la Ley de cumplimiento fiscal de cuentas en el extranjero (Foreign Account Tax Compliance Act/FATCA), promulgada por el Congreso de EEUU en 2010, y cuyo objetivó establece la retención fiscal, por parte de los contribuyentes estadounidenses que utilizan cuentas en el extranjero.
El acuerdo bilateral firmado esta semana se basa en el modelo publicado en julio de este año y en consulta con Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido y supone un paso importante en el establecimiento de un enfoque común para la lucha contra la evasión fiscal basada en el intercambio automático de información.
Nota completa


EEUU recauda 5 mil millones con la FATCA.

A tres años de su promulgación, la ley sobre el cumplimiento de información de cuestas extranjeras o Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, gana terreno y obtiene sus primeros frutos a través de sus programas de regulación voluntaria, al recuperar 5 mil millones de dólares de recaudación fiscal por concepto de rendimientos que han obtenido ciudadanos estadounidenses en inversiones realizadas fuera de su país.Para Karina Pérez, especialista en temas de controversias fiscales de la consultoría PricewaterhouseCoopers (PWC), explica en entrevista con EL UNIVERSAL que las autoridades estadounidenses detectaron “que eran billones de dólares los que se estaban dejando de recaudar” de sus ciudadanos con inversiones fuera de su territorio.Pese a que es considerada como una ley extraterritorial, la Ley FATCA obligará a las instituciones financieras del mundo a desarrollar herramientas y mecanismos a través de los cuales reporten información de sus clientes, que sean ciudadanos estadounidenses que cuenten con inversiones fuera de su país con el propósito que sea enviada a la agencia fiscal de Estados Unidos a fin de pagar impuestos.En el sitio oficial de noticias de la agencia fiscal de Estados Unidos, IRS, reveló que desde la entrada en vigor de la Ley FATCA a la fecha, se han logrado recaudar 5 billones de dólares a estadounidenses con operaciones financieras fuera de su territorio.

Choca con leyes mexicanas
Para el sistema financiero mexicano y sus instituciones la cuenta regresiva para acatar la ley no se detiene, sólo que las negociaciones entre Hacienda (SHCP) y la agencia fiscal estadounidense van lentas, por las controversias que existen entre la legislación FATCA y las mexicanas, principalmente en el tema del secreto bancario.
Alberto Rodríguez Garduño, gerente senior de la práctica de negocios de PWC, adelanta que ninguna de las instituciones financieras mexicanas cuenta con las herramientas, ni las bases de datos para responder a los requerimientos solicitados por Estados Unidos.
Nota completa


Hasta los bancos asesoran a sus clientes sobre el FATCA (extracto):


Preguntas frecuentes acerca de la ley FATCA.
La siguiente información es para los clientes de Scotiabank o las personas afiliadas para ayudarles a entender cómo FATCA puede afectarles.
Si usted tiene preguntas adicionales, por favor póngase en contacto con Scotiabank o con su asesoría fiscal.
A partir del 2013, las instituciones financieras que no sean estadounidenses tendrán que llegar a acuerdos con el Servicio de Impuestos Internos (IRS) de los Estados Unidos para proporcionar información relevante para el IRS con respecto a las cuentas financieras mantenidas por los que han sido identificados como personas estadounidenses.
Si una institución financiera que no es estadounidense no llega a un acuerdo con el IRS, el IRS les impondrá una retención del 30% sobre los pagos que hayan sido originados en los Estados Unidos (y sobre algunos pagos cuyo origen no hayan sido en los Estados Unidos) y que hayan sido pagados a la institución financiera y sus clientes.Usted también puede ser considerado como una persona estadounidense si durante el periodo de un año va a estar viviendo una gran cantidad de tiempo en los Estados Unidos.
Las corporaciones de Estados Unidos, sucesiones y fideicomisos también se consideran personas de Estados Unidos.
Informe completo

¿Qué opinan en uno de los paraísos fiscales (Suiza) sobre este tema?

Intercambio de datos contra el ‘dinero negro’.
17 de enero de 2013
¿Debe Suiza contrarrestar los ataques y mantenerse soberana, o debe volverse proactiva y adelantarse a los detractores del secreto bancario? Estas dos actitudes opuestas guían el debate sobre el futuro de la plaza financiera helvética.
Desde hace años, la Unión Europea (UE) reclama a Suiza la aplicación de un sistema de intercambio de información automático. Este esquema obligaría a los bancos helvéticos a declarar a las autoridades fiscales extranjeras -dos veces al año- los intereses que percibieron sus ciudadanos con cuentas en territorio suizo.
También Luxemburgo –principal aliado de Suiza en la lucha por preservar el secreto bancario, junto con Austria–firmará en breve un acuerdo FATCA. Y la Unión Europea le demandará, al ser uno de sus países miembros, que le otorgue el mismo trato que al Gobierno estadounidense, acrecentando con ello la presión ejercida sobre Suiza para que acepte finalmente un intercambio automático de información con la UE.“No veo ninguna razón por la cual deberíamos aceptar el intercambio automático de información”, declara a su vez Martin Janssen, experto bancario en Zúrich. “El impuesto liberatorio permite entregar el dinero correspondiente (al cumplimiento fiscal). Si otros países desean más, no es por razones financieras. Se trata más bien de una cuestión de represión a sus ciudadanos. Y no debemos apoyarlos”.
“La mayoría ha fracasado en el trabajo de evaluación. El grueso de los datos corresponde a gente honesta; y se requiere un esfuerzo importante para descubrir quiénes han defraudado al fisco. Por otro lado, las informaciones son entregadas en los formatos más diversos”, afirma Mario Tuor, portavoz de la Secretaría de Estado de Asuntos Financieros Internacionales.
Solución “inteligente”
Martin Janssen coincide en las bondades del impuesto liberatorio que, a su juicio, ha sido “seguro en el pasado y es una solución inteligente de cara al futuro”. El experto bancario destaca que también es positivo en el ámbito jurídico, ya que los clientes extranjeros que no han declarado sus cuentas en Suiza no son denunciados ante sus autoridades fiscales. “Esto implicaría una ruptura de la confianza, y a estos clientes se les aseguró el derecho al secreto bancario cuando abrieron sus cuentas”.
Y para resolver los casos de dinero no declarado depositado desde hace años en una cuenta suiza, nuevamente sería necesario un impuesto liberatorio o una amnistía fiscal, puntualiza el académico.
El modelo de la UE prevé que los bancos transmitan información a las administraciones fiscales de otros países dos veces al año. Los datos que proveen son relativos a los intereses percibidos por sus clientes extranjeros, así como el nombre y dirección del titular de las inversiones.
Desde hace ocho años, 24 de los 27 países de la UE aplican el esquema del intercambio automático de información. El resultado ha sido decepcionante, según evidencia un informe publicado por la Unión Europea en 2012. La mayoría de sus Estados miembros, excepto Dinamarca, no tienen claro si dicho intercambio automático de datos bancarios ha conducido a una mayor honestidad fiscal.
El intercambio automático implica, en contrapartida, un efecto disuasorio. De acuerdo con un estudio estadounidense, el hecho de que los contribuyentes sepan que las autoridades fiscales conocerán sus coordenadas mejora solo en un 40% su honestidad.
Concretamente, un porcentaje del impuesto es retenido sobre los haberes invertidos en Suiza y transferido al Estado en el que tiene su domicilio el titular de la cuenta. Una vez pagado el gravamen, el contribuyente queda liberado de sus obligaciones fiscales con respecto a la suma en cuestión. De ahí que este tributo se conozca como impuesto liberatorio. Los ingresos futuros (por concepto de intereses, dividendos, etc,) que genere esta inversión estarán sujetos a la retención en la fuente.

El impuesto liberatorio permite conservar el anonimato de los titulares de una cuenta.
Suiza concluyó acuerdos para un impuesto liberatorio –también conocidos como Acuerdos Rubik- con Gran Bretaña y Austria, que entraron en vigor el 1 de enero de 2013.
El Bundesrat (cámara alta) de Alemania, que había negociado y firmado un acuerdo de esta índole con Suiza, rechazó esta solución. Francia no apoya este esquema, pero hay discusiones en curso para potenciales acuerdos de un impuesto liberatorio con Italia y Grecia.
Nota completa


Suiza paga el precio de su secreto bancario.

Ataques por parte de gobiernos europeos, procesos judiciales en Estados Unidos, banqueros bajo mandato de arresto internacional. El antes exitoso secreto bancario es hoy una carga para el centro financiero suizo.
“Hoy tuve una reunión con banqueros en la ciudad de Zúrich. Todo el mundo sacudía la cabeza: en 40 años de actividad, jamás habíamos visto una crisis así, ni tampoco una guerra de esta magnitud contra el sistema bancario suizo. Estamos en la mira de la artillería internacional y, cada día se registra un nuevo ataque”.
“Numerosos directores de la banca no pueden salir de Suiza sin arriesgarse a ser detenidos”, agrega el ex procurador del cantón del Tesino. La tormenta que ha golpeado al sector bancario helvético alcanza dimensiones increíbles. A principios de agosto, los agentes aduaneros estadounidenses interrogaron a dos adolescentes, hijos de un banquero ginebrino, sobre las actividades de su padre, cuando se disponían a pasar unas vacaciones en Estados Unidos.
Hoy, en cambio, dicha zona es considerada como negra para la mayoría de los gobiernos. En Estados Unidos, once instituciones bancarias suizas son sospechosas de violar sistemáticamente el derecho estadounidense.
Hasta hace algunos años, los dirigentes políticos y bancarios de Suiza proclamaban que el secreto bancario “no era negociable”. Con ello subestimaron la velocidad a la que avanzaba la lucha internacional contra la evasión.
En 2009, la Confederación Helvética se descubrió de pronto inscrita en una lista gris de países considerados como no colaboradores en materia de intercambio de información para luchar contra la evasión. Y éste fue el detonante oficial de la guerra que emprendieron el G-20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) contra el secreto bancario.
Así, y ante la presión del gobierno de EEUU, las autoridades suizas tuvieron que entregar a Washington las coordenadas de miles de clientes de bancos suizos.
El gobierno helvético se encontró, pues, atrapado entre dos fuegos. Mientras la izquierda demandaba urgentemente normas de transparencia absoluta para la plaza financiera, la derecha conservadora (la UDC con el respaldo de la Acción por una Suiza Independiente y Neutra, ASIN) le culpaba por ceder ante las presiones del extranjero.
“Tenemos un gobierno débil que se ha dejado atrapar de una forma humillante por la Unión Europea (UE) y EEUU, que buscan fragilizar nuestra plaza financiera y también nuestro secreto bancario”, sostiene Hans Kaufmann, diputado de la Unión Democrática del Centro (UDC).
Una visión “suicida”, en opinión de Paolo Bernasconi: “La UDC y ASIN tendrían que darse cuenta de que Suiza solo es un enano frente a EEUU, la UE y la OCDE. Nuestro país, totalmente integrado en el sistema mundial del comercio, la banca y los pagos, no puede permitirse la inscripción en una lista negra. Y hoy, ya nadie puede evadir los estándares de la OCDE”.
Para alejar el espectro del intercambio automático de información –que equivaldría a la muerte definitiva del secreto bancario–, el gobierno explora la vía de nuevos acuerdos bilaterales llamados Rubik. Firmados ya con Alemania, Gran Bretaña y Austria, estas convenciones prevén el pago de un impuesto liberatorio sobre el patrimonio no declarado para regularizar la situación del pasado y una retención directa sobre los rendimientos futuros de las cuentas.
“Rubik no es el remedio para todos los males, pero elimina muchos de ellos. El intercambio automático de información llegará inexorablemente, porque la OCDE y EEUU están determinados a que así sea. Pero al menos habremos tenido el tiempo de adaptarnos y recibiremos menos golpes de otros países”, replica Paolo Bernasconi. “Y no hay que olvidar que estos acuerdos fiscales también sirven para garantizar una amnistía para los banqueros, que hoy no pueden arriesgarse a salir de Suiza”.
“La mayor fuerza de la plaza financiera suiza no reside en el secreto bancario, sino en la estabilidad del país. Suiza es percibida como una isla segura en el ámbito político, económico y monetario. Podemos observarlo en el comportamiento del franco suizo”, sostiene Jan-Egbert Sturm, director del KOF, Centro de Investigación Coyuntural de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.
Para el economista, “esta estabilidad es particularmente importante en tiempos de crisis como la que atraviesa la zona euro. Y pese a los ataques contra el secreto bancario, en el terreno práctico los fondos extranjeros continúan fluyendo masivamente a las arcas de los bancos suizos”.
Nota completa



Acuerdos Rubik. ¿Solución real o una vía para ganar tiempo?

Suiza quiere convencer al mayor número posible de países de los beneficios de un impuesto liberatorio. Con ello, intenta alejar el espectro del temido intercambio automático de información. ¿Será exitosa su maniobra? Todo dependerá de Alemania.
“El acuerdo con Alemania es de alguna forma el modelo que podría abrir las puertas a otros países. Si es ratificado, creo que Italia también firmará un acuerdo similar, y esto podría despertar el interés de Francia”, explica Peter V. Kunz, profesor de Derecho Económico y Derecho Comparado de la Universidad de Berna.
Hasta ahora, Suiza ha firmado acuerdos de este tipo –conocidos como Rubik- con Alemania, Gran Bretaña y Austria. En principio, su entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2013. Pero en Alemania, el acuerdo podría ser rechazado en noviembre por el Bundesrat –la cámara alta que representa a los 16 estados federados (länder)–, que cuenta con una mayoría rojiverde.
Hasta 11.000 millones de euros
El acuerdo prevé legalizar las cuentas suizas no declaradas que son propiedad de clientes alemanes. Suiza aplicaría un impuesto sobre los fondos cuya recaudación sería transferida a Alemania.
A partir de este momento, los titulares de las cuentas estarían obligados a pagar también un impuesto de retención directa sobre los intereses financieros generados por sus inversiones. Se prevé que estas gestiones permitan al fisco alemán recuperar alrededor de 11.000 millones de euros.
En Alemania, los socialistas y los verdes critican la “indulgencia” de un sistema que permitiría a los defraudadores conservar el anonimato. Y denuncian que el acuerdo posee “lagunas tan grandes como las puertas de una granja”. Según su visión, los términos este convenio ofrece a los evasores un largo periodo previo que les permite transferir tranquilamente sus haberes a otros países, favoreciendo con ello a los defraudadores en detrimento de los contribuyentes honestos.

Referéndum en Suiza
Este sistema de impuesto liberatorio es la respuesta que Suiza ofrece ante la creciente presión internacional que recibe el secreto bancario. “Está claro que el mundo no va a aplaudirnos por el impuesto liberatorio, ya que son muchos los países que abogan por un intercambio automático de información”, declaró recientemente al diario Neue Zürcher Zeitung (NZZ) Michael Ambühl, secretario de Estado para Asuntos Financieros Internacionales.
Al mismo tiempo Ambühl afirmó que no conoce “prácticamente ningún experto, incluso dentro de estos países (beneficiarios), que no consideran este impuesto liberatorio como una alternativa interesante. Suiza, contra lo que sucedía antes, dejó de contentarse con decir simplemente no, para proponer una alternativa que al menos posee el mérito de ser convincente”.
Para los bancos suizos y sus clientes alemanes es “muy importante” que el impuesto liberatorio entre en vigor. “Sin acuerdo, asistiríamos a una fuga masiva de capitales alemanes depositados en Suiza rumbo a paraísos fiscales como Singapur o Hong Kong”, afirma el profesor.
A su juicio, el impuesto liberatorio es exclusivamente un camino para “ganar tiempo” y “alejar la amenaza del intercambio automático de información durante un periodo de transición”. En el largo plazo, estima el experto, no habrá alternativa y el intercambio automático de información fiscal terminará por imponerse.
Magneten Singapur und Honkong
Nota completa

Éxito de una amnistía fiscal.

La amnistía fiscal española de 2012 permitió recaudar 1.190 millones de euros. En 2009, Francia e Italia aplicaron esquemas semejantes. París recaudó 700 millones de euros, mientras que Roma consiguió ingresar 5.600 millones.Algunas condiciones claves para que una amnistía fiscal sea exitosa son:
-Ofrecer un incentivo sustancial para que los contribuyentes participen, vía la reducción de las multas impuestas a los contribuyentes, una reducción de la tasa que debe pagarse sobre los activos declarados, o la garantía de no realizar inspecciones impositivas o persecuciones legales posteriores.-Las fuentes asignadas a los servicios de inspección impositiva y las penas aplicadas en caso de detección deben aumentar para que lo haga también la percepción de que se puede ser atrapado y castigado en el futuro.
La cobertura de una amnistía debe ser tan amplia como sea posible incluyendo todo tipo de impuestos aplicados en el país.-Las disposiciones contenidas en una amnistía deben evitar las interpretaciones jurídicas ambiguas e, idealmente, debe acompañarse de una reforma fiscal que busque ampliar la base gravable.
Nota completa



Como vimos, siguiendo con las referencias bíblicas, podemos afirmar que este proyecto está más cerca de la parábola del hijo pródigo que del juicio final…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s