El canto de la cigarra

El canto de la cigarra

Es muy probable que ciertas conductas de los jóvenes enjuiciados por aparente irresponsabilidad, indolencia o pereza, no sólo sea justificada rebeldía frente al consumismo, la hiperproducción y las supuestas conductas morales, sino además una manifestación de salud, una oportunidad para cambiar.
Por más respetuosos que creamos haber sido en la educación de nuestros hijos, el mensaje de sobrevaloración ética del trabajo, se introdujo hasta la médula en la sociedad occidental y se impuso al planeta. La raíz etimológica de la palabra trabajo es tripalium, tres palos, un antiguo método de tortura.
Sería momento de comenzar a revisar, reconocer e incluso pedir disculpas por el exceso de trabajo, acopio material y condena de la bohemia. La crucifixión de la cigarra por su “irresponsabilidad” de cantar termina siendo una cruel metáfora para las pretendidas aspiraciones de la moraleja. El misterio de Pascua Dicen que el misterio de Pascua ya no es como los Moáis (estatuas de piedra) llegaron a una isla desierta, sino como su población no advirtió a tiempo que su acelerado crecimiento conllevaba su autodestrucción.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s