1890

Sin pan y sin trabajo es un cuadro deErnesto de la Cárcova y
obra maestra de la pintura argentina, que refleja la situación de los obreros en 1890.
Para los mas jóvenes y no tanto …que vaya a saber porque motivo la historia de nuestros trágico presente inicia en el 2001(la ultima década hizo lo suyo, claro esta)….Este es un pequeño resumen de lo que ocurría en 1890, por aquellos años, 120 años atrás , mas de un siglo , del peronismo aun no se sabia nada.,..de wall strett menos, de la bolsa , del dolar blue, paralelo o negro tampoco, pero notaran la gran similitud de los echos, la escenografía un poco cambiada, los actores primarios , secundarios y efectos especiales también  pero el argumento y quienes dirigen la obra creo que aun perduran….No soy un historiador,ni literario ni filosofo, solo intento rescatar las similitudes de aquella época con la actual, en donde gobiernos nacionales, provinciales , locales y aquellos ocultos se encuentran como siempre en una “ficticia” lucha ,para que? …para beneficiar siempre los mismos intereses.
 
Es por eso que se necesita estar atentos, nos presentaran gurus  gerentes, salvadores, soluciones mágicas, para resolver nuestro angustioso presente, ningún partido tradicional solicitara la participación ciudadana, para conformar un amplio frente ciudadano, para crear entre todos un nuevo horizonte…. sino que solo nos aumentaran la angustia, nos sucumbirán en el miedo, dirán que no somos capaces, que solo algunos estan en condiciones de gobernar…. porque son ellos casualmente los que pactan con los que históricamente se llevan nuestras riquezas.
No resultará tan paradójico que encontremos asombrosas –y alarmantes- similitudes en las últimas décadas de vida argentina con las situaciones vividas hace 120 años. Esta, consideramos, es una razón adicional, y muy importante, para abordar los episodios que se relatarán a continuación.
Por tanto no será una visión romántica ni nostálgica de épocas pasadas.
Las tensiones y conflictos que vivió la sociedad argentina, a partir de la inmigración masiva y de las transformaciones económicas y sociales, serán parte fundamental de nuestras reflexiones, así también lo será el impacto que tuvo, en el sistema político argentino, la representación política de los sectores sociales- particularmente los emergentes-, su gravitación y por aquella epoca el surgimiento de la Unión Cívica Radical .
 
 
 
 
 

Aquí un aspecto central del debate: ¿dónde nos ubicamos social, política e ideológicamente, para analizar, comprender y, eventualmente, transformar la sociedad?

             En aquella época  el Radicalismo mas precisamente Alem y los revolucionarios del noventa se ubicaron del lado de los sectores menos favorecidos por el modelo económico –social en boga, quienes por primera vez en la vida argentina, comenzaron a estar representados por la política. Interesante cuestión, sobre todo, si se la relaciona con la organización –y comportamiento- corporativo de los sectores que representan la vida económica del país.
El gobierno en el poder el de Juárez Celman fue la expresión más profunda y acabada de un modelo económico, social y político basado en la corrupción y el materialismo. No formulaba nada nuevo.
Alem afirmaba por aquel entonces, “No es el progreso material el que, exclusivamente, hace el bienestar del Pueblo. No conviene materializar tanto las sociedades porque aflojan los resortes morales de su espíritu”.
En relación a la corrupción administrativa y política y los intereses corporativos por encima de los intereses, sueños y aspiraciones del pueblo argentino sostenía: “Los intereses ilegítimos solo pueden desenvolverse en las sombras”. Pregonaba por “la relación armónica entre los gobernantes y los gobernados”.
Debemos acotar que Alem, un revolucionario nato, descartaba otra acción que no fuera la acción directa, es decir, la vía revolucionaria armada. Este debate acerca del método revolucionario y del método democrático va a impactar decididamente en la vida política del radicalismo en aquella epoca, 2 corrientes que aun perduran en el tiempo Será este el aspecto fundamental de la discordia entre Alem e Yrigoyen. Fue una tensión dramática entre ellos. Esa tensión se traslado a todos los radicales que vivieron esa experiencia. Y la cuestión del método no fue ni será una cuestión menor.
El modelo de aquella epoca:
 
El modelo de desarrollo económico agro-exportador, establecido por la llamada generación del ’80 (el régimen en palabras de Yrigoyen), estaba basado centralmente en un creciente aumento de la producción agropecuaria, en especial la centrada en la pampa húmeda. Dentro de este esquema el sector productivo más dinámico e importante fue el ganadero importante fue el agrícola-ganadero. Las Carnes, fueron el factor dinámico del desarrollo. Pero los motores del crecimiento económico fueron los ferrocarriles y los frigoríficos.
El modelo de crecimiento estaba organizado como complemento de la economía industrial europea, y particularmente al Imperio Británico. Proveedor por otra parte de la casi totalidad de las manufacturas necesarias al mercado interno argentino. Las características centrales de este modelo eran:
  • La dependencia económica del mercado externo: centros industrializados europeos tuvieron poder de decisión sobre la organización de la producción Argentina.
  • El latifundio como unidad de producción agropecuaria: Casi toda la producción destinada a la exportación, se obtenía en grandes propiedades rurales de la región pampeana.
  • La intervención del Estado: tuvo un papel decisivo para el funcionamiento del modelo. Lo más importante era, garantizar la libre circulación de bienes capitales, favorecer la expansión de la red de transportes y otras obras para facilitar la puesta en producción de las nuevas tierras de frontera, estimular la inmigración extranjera para obtener fuerza de trabajo barata, y organizar un sistema jurídico y monetario que asegure este modelo relacional.
  • Como consecuencia de lo anterior se generaron profundos desequilibrios regionales: Las regiones del país, las economías locales -cuyas producciones no se destinaban al mercado internacional- comenzaron a depender de la economía pampeana. Este fue el caso de la producción de azúcar en Tucumán y de vinos en Mendoza, destinada al abastecimiento del mercado interno.
Crisis de 1890. Aspectos económicos, sociales y políticos.
La principal causa de la crisis se debió a la caída del precio de los productos agroganaderos que se exportaban, se sumaba a esto un creciente endeudamiento por créditos externos, las emisiones continuas del papel moneda y la consiguiente perdida de valor del signo monetario. En síntesis, podemos afirmar, que el país compraba más de lo que vendía. Produciendo un creciente saldo negativo en la balanza de pagos. Esta situación se tradujo rápidamente en una notoria merma del crecimiento económico y la capacidad de consumo de la población en general, particularmente, en los sectores populares. Por otra parte los quebrantos de comercios y empresas aumentaron en forma alarmante. Luego el sistema Bancario se declaro en bancarrota y cayeron vertiginosamente las acciones en la Bolsa.

Para las elecciones de 1886, Roca logró imponer la candidatura de su concuñado Miguel Juárez Celman, ex gobernador de Córdoba, quien, elecciones fraudulentas mediante, asume la presidencia de la Nación.

A poco de asumir, Celman declara: “No creo en el sufragio universal, Consultar al pueblo siempre es errar pues éste únicamente tiene opiniones turbias. ”.
La elección de Juarez Celman que también es el lider del PAN (Partido Autonomista Nacional) concentra en sus manos tanto el poder politico nacional como también el brazo político del regimen. Este UNICATO le asegura a el y a sus socios controlar todos los resortes del poder.
De esta forma, los negocios públicos y los privados se complementan, o si se quiere, los intereses de sector o particular se convierten en intereses públicos por el cual el Estado Argentino les garantiza la concreción y rentabilidad de fabulosos negocios.
 
Barricada Civica

La Revolución del 90 puso al descubierto esta faceta que se repite-trágicamente- en nuestra historia: la de tomar al estado como propio, por quienes acceden a él, para enriquecerse y construir alianzas, relativamente estables, de poder en detrimento del pueblo y de los verdaderos intereses nacionales. La estabilidad y ruptura de esas alianzas tendrán un papel decisivo en la permanencia de los gobiernos.

Este es un elemento clave que define aquella época y también explicar la reacción y el odio visceral del establishment corporativo contra quienes se oponían a sus intereses ,en aquella época. Stablishment conformados por grupos de financistas, gestores, intermediarios, que especulan con cada venta, cada compra, cada préstamo, cada licitación, haciendo enormes negocios a costa de los fondos estatales, sin siquiera preocuparse en pagar impuestos. Juárez Celman lleva a delante una política económica liberal fomentando la privatización de todos los servicios públicos. Esto da lugar a grandes negociados y generaliza la corrupción en la administración estatal.

Un periódico inglés define así la corrupción argentina: “Hoy día existen decenas de hombres del gobierno que son públicamente acusados de malas prácticas, que en cualquier país civilizado serían rápidamente penados con la cárcel y todavía ninguno de ellos ha sido llevado ante la justicia. Celman mismo está en libertad de gozar el confort de su estancia y nadie piensa castigarle.”

Es tal el afán de lucro del grupo del presidente que va dejando afuera de sus negocios a los clásicos beneficiarios del sistema para privilegiar, casi exclusivamente, a sus allegados.

La élite tradicional, representada por el roquismo y el mitrismo, sintiéndose excluida del manejo de los negocios públicos, comienza a retirarle su apoyo. Pero la prensa Juarista parece vivir en otro mundo.

No les molesta la ostensible corrupción de Juárez Celman y sus socios. En definitiva “el burrito cordobés” sólo había ido un poco más lejos que sus predecesores. Lo que irrita a la elite es no ser ella la beneficiaria de estos “excesos”.

La alocada política privatista de Juarez Celman llega hasta la sanción, por decreto, de una “Ley de Bancos Garantidos” que autoriza a los bancos privados a emitir papel moneda de curso legal .Esto incrementa descontroladamente la circulación monetaria y genera una notable inflación. 


Toda esta euforia especulativa comienza a desvanecerse a mediados de 1889 cuando bajan los precios internacionales de nuestras exportaciones y es necesario hacer frente a una deuda externa que compromete el 60% de la producción nacional.
 
 
“Aparte de los políticos corruptos, el mayor enemigo de la moneda argentina sana, han sido los estancieros. Como principales terratenientes y productores del país, su interés radica en poder pagar sus gastos con papel moneda y obtener altos precios en oro por la venta de sus productos, Su noción del paraíso está constituida por buenos mercados en Europa y mala moneda en el país, por que de este modo el oro le provee de tierra y mano de obra baratas.” Financial Times”, junio 7 de 1886
 
 
En junio de 1890 el gobierno anuncia oficialmente que no puede pagar la deuda externa. Esto precipita la crisis.
Los ahorristas empiezan a extraer sus depósitos de los bancos que quiebran en su gran mayoría y las acciones bursátiles caen estrepitosamente.
La desocupación se generaliza y se agrava notablemente la situación de
los trabajadores.
Se desata la revolución  que es derrotada, pero Juárez Celman, sin apoyos, debe renunciar.
 
 

Los objetivos de Alem y Mitre son notablemente diferentes. Sólo coinciden en expulsar a Celman del gobierno. Pero mientras uno quiere elecciones libres y transparencia gubernativa, el el otro aliado con el roquismo, pretende recuperar el poder para colocarlo en manos confiables que aseguren que nada cambiará y devolverle a la tradicional alianza de poder su predominio.

 
La crisis parece superada, pero Carlos Damico, ex gobernador de la provincia de Buenos Aires lanzaba este sombrío pronóstico.

“Cada cinco años tendrán una crisis cuyos peligros irán creciendo en proporción geométrica, hasta que llegue un día en que los usureros del otro lado del mar sean dueños de todos sus ferrocarriles, de todos sus telégrafos, de todas sus grandes empresas, de todas sus cédulas y de las cincuenta mil leguas que les hayan vendido a vil precio. Cuando no tengan más bienes que entregar en pago empezarán por entregar las rentas de sus aduanas; seguirán por entregar la administración de todas sus rentas; permitirán, para garantir la esa administración, la ocupación de su territorio y concluirán por ver flotar en sus ciudades la bandera del imperio que protege la libertad de Inglaterra, pero que ha esclavizado al mundo con la libra esterlina, cadena más fuerte y más segura que el grillo de acero más pesado que haya usado jamás ningún tirano.”

Como ven no es un cuento de ciencia ficción sino que el la Historia esta escrita a fuego y sangre en nuestra Historia, y de la cual debemos considerar para no cometer los mismos errores, República y federalismo son otras dos cuestiones centrales. La división de poderes y la profunda significación de los principios republicanos junto a la autonomía provincia y municipal constituye una concepción ética del poder, porque la democratiza poniendo de relieve la participación popular como eje primordial.

No dejes de Participar   

http://www.airesis.us/groups/democracia-civica-argentina?l=es-CL

Ernesto.Cotonou.20/01/2014
Fuente: www.elhistoriador.com.ar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s